Como ya sabes, nuestro sistema inmune está inundado de células que se encargan de cumplir distintas funciones, de acuerdo al contexto en el que se encuentren, como, por ejemplo, los neutrófilos. Estas células son la primera línea de defensa del sistema inmune innato, pues, como recordarás, son las primeras en aparecer en el sitio de lesión tisular y/o infección.

Actualmente se conocen 3 mecanismos por los cuales pueden actuar estos neutrófilos. El primero es la fagocitosis, proceso en el cual la célula devora al patógeno y después, gracias a los gránulos que contiene en su interior, lo destruye; el segundo mecanismo es la degranulación de sustancias antimicrobianas al espacio extracelular; y finalmente, el tercer mecanismo, poco conocido por muchos, y que será tema de las siguientes líneas, es la formación de NET´s o “trampas extracelulares de neutrófilos”.

Suena muy sencillo, pero créenos, es un proceso bastante complejo por todo lo que conlleva, pero, de igual forma, es bastante fascinante. Bueno, pero te podrás preguntar qué son los NET´s. Pues no es más que ADN del propio neutrófilo, combinado con moléculas antimicrobianas que el mismo neutrófilo fabrica.

Las hebras de ADN constituyen el principal componente estructural de las NET´s y, adheridos a él, podemos encontrar mieloperoxidasa, elastasas, proteinasas, catepsina G, lactoferrina, triptasas, gelatinasas, etc. Además, la liberación de este material genético condiciona la liberación de histonas al espacio extracelular, que actúan como agentes bactericidas, capaces de promover la lisis de los microorganismos.

Este mecanismo de defensa es capaz de eliminar prácticamente cualquier microorganismo, siempre que este sea susceptible. Los NET´s, además de ser moléculas que ejercen acción “química” sobre los microorganismos, también actúan como barrera de contención física, pues evitan también la movilización y diseminación…

Vaya, actúan como redes “impregnadas” de moléculas tóxicas…pero, ¿de dónde vienen? Bueno, tras la activación de los neutrófilos por distintos antígenos, como el lipopolisacárido o el miristato de forbol, e inclusive, citocinas como la interleucina 8, plaquetas activadas o plasma de pacientes sépticos, comienza un estado de muerte celular programada que es bastante distinta a la apoptosis, a este proceso lo llamaremos “NETosis”.

Bien, la NETosis se caracteriza por la desaparición tanto de las membranas de los gránulos de los neutrófilos, así como la disolución de la membrana nuclear, lo que permite que el contenido antimicrobiano de dichos gránulos se mezcle con las hebras de ADN. Este proceso se lleva a cabo en unas 2-3 horas después del contacto del neutrófilo con el antígeno/citocina.

Algunas bacterias han logrado desarrollar mecanismos de virulencia en contra de las NETs. Uno de ellos está basado en la degradación de la red de ADN mediante la síntesis de ADNasas. Otro mecanismo es la modificación de la superficie bacteriana para evitar la unión del NET a la pared/membrana bacteriana, mediante la modificación de ciertos aminoácidos en las lipoproteínas de la membrana celular, para que, por medio de la interacción de cargas electrostáticas, se evite esta interacción.

Sin embargo, a veces no es del todo bueno que se formen estas NET´s. Cuando este proceso se aberra, puede resultar en una condición opuesta a la esperada, por ejemplo, puede resultar en la formación de microtrombos en los vasos capilares, deterioro en la circulación y daño tisular directo por acción de las moléculas antimicrobianas.

En pacientes con enfermedades autoinmunes, como LES, como ya sabes, se producen grandes cantidades de autoanticuerpos contra el ADN de doble cadena (dcDNA), contra histonas (anti-histonas) y contra mieloperoxidasa (anti-MPO).

La propia autoinmunidad en contra de los antígenos nucleares provoca formación de NET´s, y estas a su vez activan otras células de la defensa que propiamente se ven involucrados en el LES, lo que provoca finalmente exacerbación y/o perpetuación de la enfermedad.

Además, ciertos pacientes con LES tienen alteración en la degradación de los NET´s, lo que los hace aún más propensos a tener enfermedad grave y afección en órganos vitales, como en el caso del riñón en la nefritis lúpica.

Los NET´s son uno de los mecanismos fundamentales de la inmunidad innata, sin embargo, como ya te lo explicamos, pueden estar envueltos en algunas enfermedades autoinmunes, es por eso que se han convertido en un importante tema de investigación, el cual tiene un potencial para convertirse en un blanco para el desarrollo de terapéuticas más innovadoras.

Descuida, este tema, por su rareza y complejidad, es poco probable que venga en cualquier examen de pregrado o de ingreso a la especialidad, pero lo debes tener en cuenta para un futuro y así, cuando seas residente logres impresionar a todos con tus conocimientos sobre los NET´s.

Conoce los resultados del MIR 2020

Preparate para el MIR, conoce nuestros cursos.

Conoce más

No te pierdas nuestros contenidos

Suscríbete a nuestro boletín mensual para recibir las últimas noticias y artículos del MIR directamente en tu bandeja de entrada.

Email